Tratamiento de Agua Subterránea

Tratamiento de Agua Subterránea

La contaminación del agua subterránea es casi siempre el resultado de la actividad humana. En zonas de alta densidad poblacional el uso humano de la tierra es intensivo siendo el agua subterránea especialmente vulnerable. Virtualmente cualquier actividad en la cual se eliminen desperdicios y se arrojen sustancias químicas al medioambiente, tanto de forma accidental como intencional, son potencialmente contaminantes del agua subterránea.

Las consecuencias de la contaminación del agua subterránea o del degrado del agua superficial son en general muy graves, tanto para el medioambiente como para la salud humana.

  • Estuarios afectados por elevadas cantidades de nitrógeno proveniente de fuentes de agua subterránea han llevado a un nivel crítico de desaparición el hábitat de los moluscos;
  • En algunas situaciones, la contaminación del agua subterránea es tan severa que dicha fuente debe abandonarse como suministro de agua para consumo;
  • Los cultivos agrícolas y las plantas, además de los animales pueden sufrir daños o incluso envenenarse.

El agua subterránea puede contaminarse por diferentes motivos:

  • Sustancias naturales como: las provenientes de la descomposición orgánica, los compuestos encontrados naturalmente en rocas y suelos, como hierro, manganeso, arsénico, cloruros, fluoruros, sulfatos o radionucleidos, etc.;
  • Sistemas sépticos como: efluentes de depósitos sépticos, fosas sépticas, que pueden contener bacterias, virus, nitratos, detergentes, aceites y sustancias químicas;
  • Eliminación indebida de residuos peligrosos;
  • Escape y vertidos de sustancias químicas almacenadas y productos del petróleo (especialmente en áreas industriales abandonadas);
  • Vertederos;
  • Embalses superficiales;
  • Uso de pesticidas y fertilizantes;
  • Alcantarillado y otras conducciones;
  • Actividades de minería;
  • Drenajes de suelo/pozos de inyección.

En algunos casos, los contaminantes pueden diluirse naturalmente y eliminarse, si bien deben elegirse los tratamientos específicos.

A continuación se describe un tratamiento de flujo de proceso, entre otros, que PSC S.r.l. Engineering & Contracting (PSC) puede proyectar, para eliminar contaminantes orgánicos industriales como disolventes de cloro:

  • Separación del aire como tratamiento primario para la separación de componentes orgánicos volátiles para reducir la elevada concentración en el agua contaminada. En algunos casos la descarga gaseosa debe ser tratada para respetar el límite de emisión medioambiental;
  • Proceso de oxidación mejorado (UV + peróxido de hidrógeno u ozono) como tratamiento secundario para eliminar los bajos contenidos de oxidación química;
  • Filtros de carbón activado como solución de limpieza final para adsorber los contaminantes residuales del agua del flujo principal;
  • La membrana de transferencia de gas y procesos de biofiltración pueden ser empleados como alternativa para la separación del aire (en la mayoría de los casos un pre-tratamiento puede ser necesario para proteger el sistema).

El tratamiento del proceso anterior puede requerir pasos adicionales, de acuerdo con las características del agua subterránea contaminada que entra. PSC se encuentra disponible para analizar las características del agua subterránea y evaluar los diferentes escenarios para que el Cliente pueda comparar en base a sus objetivos.

El agua tratada puede descargarse dentro del acuífero inicial, embalses, agua superficial o reutilización para usos industriales como irrigación, lavado, limpieza.

Contactos
  • PSC S.r.l. Engineering & Contracting
  • Via S.Antonio da Padova 6/A
  • Bovisio Masciago (MB) - Italy
  • Tel. +39 0362 571113
  • Fax +39 0362 571115
  • e-mail psc@pscengineering.com
  • VAT Nr. 00977190966
  • Fiscal Code Nr. 09747810159
  • Privacy & Cookies

Cookies Settings